Ejercicio físico y deporte, los aliados de estos niños y niñas para promover la salud y evitar exclusiones no justificadas

La experiencia clínica del equipo médico en la valoración cardiológica en el ámbito deportivo es el argumento para realizar, a los jóvenes afectados, pruebas similares a las que se practican habitualmente a los deportistas.

No obstante, en las que se hacen a los niños y adolescentes con cardiopatía, la monitorización continua del ECG y el registro de la presión arterial son parámetros preferentes. La mayoría de los que hacen que hacen ejercicio físico supervisado bajo las recomendaciones establecidas con la prueba de esfuerzo, mejoran su capacidad física y a la vez su calidad de vida con una mejor integración en el ámbito educativo.

La Fundación ofrece ayuda para que no haya niños y niñas a los que no alcance el objetivo básico por el que se ha creado: La mejora de la calidad de vida mediante el ejercicio físico más adecuado.