¿Están bien establecidos los límites de la actividad en los niños y niñas afectados de cardiopatías? Recomendación de la prueba de esfuerzo

La prueba de esfuerzo es el procedimiento clave que lleva a cabo la Fundación  para  evaluar la capacidad de rendimiento físico con el estudio de la función cardiorrespiratoria.

Permite establecer de forma periódica y con seguridad entre qué límites puede desarrollarse la actividad de los jóvenes, tanto el que tiene antecedentes oncohematológicos, como aquel al que la quimioterapia puede haber ocasionado afectación cardiaca o a los que tienen antecedentes de cardiopatía congénita y han sido operados en los primeros años de vida.

Por ello la prueba de esfuerzo con análisis de la función cardiopulmonar se sitúa en el centro de los servicios que presta el equipo médico.